Precio y valor de las acciones

Una diferencia fundamental

¿Quieres saber cuál es una de las mejores formas de ganar dinero en el mercado de valores? Simple, entender la diferencia entre el precio de las acciones y el valor. Este es el método preferido por Warren Buffett y todos los inversores de tipo «valor», que buscan ganar dinero en la Bolsa comprando acciones a un precio inferior a su valor.

Precio y valor de las acciones: dos conceptos diferentes.

¿Cuál es el valor de una acción? Es un concepto muy difícil de determinar objetivamente y de expresar con un número. Diferentes analistas le darán a la misma acción diferentes valoraciones.

De hecho, el valor de una acción incorpora una serie de elementos fundamentales como los beneficios actuales, las perspectivas de crecimiento, la situación financiera, pero también elementos mucho más subjetivos como el posicionamiento competitivo, la calidad de la gestión, el valor de las marcas y patentes de las que se es titular, las barreras de entrada contra los competidores, etc.

El precio de las acciones, en cambio, es un valor claro y objetivo, aunque cambiante en el tiempo y representa cuánto evalúa el mercado, en un momento determinado, un valor. Cuando hablo del precio de las acciones, no sólo me refiero al precio nominal, sino también a las valoraciones, es decir, al múltiplo de los beneficios, llamado en la jerga relación precio/beneficios.

No hay valoraciones altas o bajas en absoluto, porque todo depende, precisamente, del valor de una acción. El precio de una acción puede ser, por ejemplo, 10 veces los beneficios actuales y, sin embargo, ser un precio alto, porque los beneficios de esa empresa están cayendo rápidamente.

Por el contrario, una acción puede cotizar 50 veces los beneficios y no ser particularmente cara, porque el valor de la acción es muy alto porque se espera que los beneficios crezcan fuertemente en el futuro. Comprender las diferencias entre el precio y el valor puede conducir a buenos resultados. Un caso que puedo traerles es el de IBM, uno de los valores de mi servicio premium de CRECIMIENTO Y RENDIMIENTO.

El año pasado, a principios de marzo, pusimos las acciones de IBM en nuestra cartera. Esta empresa no parecía especialmente interesante, ya que las ventas habían disminuido durante 15 trimestres consecutivos, la transición de los antiguos productos a los nuevos productos con mayores perspectivas (nube, móvil, etc.) apenas comenzaba y los beneficios también disminuyeron ligeramente.

Sin embargo, las acciones eran menos de 10 veces la ganancia. Un precio muy bajo, mucho más bajo que el promedio del mercado. Poder comprar una empresa como IBM a un múltiplo tan bajo es algo que ocurre muy raramente y a menos que la empresa esté realmente en un declive imparable, los resultados sólo serán positivos.

Considerando todo esto, me di cuenta de que esta compañía estaba lejos de estar en un declive imparable. Porque IBM puede no ser tan famosa como Facebook, Apple o Google, pero sigue siendo la empresa que registra más patentes en América cada año. Además, a pesar de la disminución de las ventas, la producción de flujo de caja se mantuvo muy alta y cada año la empresa compró (y sigue comprando) montañas de sus propias acciones.

Crecimiento y rendimiento

En resumen, el precio muy bajo fue, en mi opinión, inferior al valor de la acción y hasta la fecha la acción ha ganado más del 35%, todo en menos de un año. IBM es sólo uno de los ejemplos de acciones de CRECIMIENTO Y RENDIMIENTO donde encontramos una diferencia entre el precio y el valor de las acciones y los resultados han sido muy positivos, tanto es así que nuestra cartera ha logrado un aumento anual promedio cercano al 20% en los últimos 3 años.

Actualmente, el servicio está cerrado a nuevos suscriptores, pero lo reabriremos muy pronto, así que si está interesado en un buen servicio de Stock Picking, continúe siguiendo el blog o nuestra página de Facebook, para que sea informado puntualmente.